Top 5 causas de no ver de lejos

No ver de lejos – Top 5 causas

Conducir, ver la tele, jugar al tenis, lanzar una pelota…. son actividades de lo más cotidianas, pero se pueden volver complicadas si al pasar los días sigues sin ver bien, ya sea progresivamente o de repente, no ver de lejos se puede convertir en un problema, por ello te traigo un pequeño resumen de las causas, y de las posibles soluciones.

¿Por qué no puedes ver de lejos?

Los motivos para no ver de lejos, pueden ser pequeños astigmatismos no corregidos o pequeñas miopías que antes cubrían la película lagrimal.

  • Miopía: a partir de -0.50 dioptrías.
  • Astigmatismo: normalmente mayor a -0.75 dioptrías.
  • Hipermetropía: usualmente mayor a +2.00 dioptrías. Sí a partir de cierta cantidad, la hipermetropía tampoco te deja ver bien de lejos, todo depende de cuanta reserva te quede (normalmente depende de la edad).

Los síntomas se confunden con dolores de cabeza a partir del mediodía, cefaleas localizadas en la sien y encima de las cejas, dependiendo de cada persona y las tareas que realicen,

En otros casos las astenopías (cefaleas), falta de precisión y coordinación en las tareas de visión binocular estereoscópicas (como jugar al baloncesto o al tenis), también pueden ser síntomas asociados, por lo que conviene tenerlo presente, y entender que el no ver de lejos puede deberse a:

Graduación:

Una deficiencia en la refracción no corregida puede causar problemas en visión lejana, es muy recomendable revisar la vista anualmente para evaluar los cambios que se puedan producir.

El defecto refractivo que más suele provocar cambios de visión lejana es la miopía. Aunque en casos de astigmatismo, también se pueden tener los mismos síntomas acompañados de dolor de cabeza y visión borrosa con cierto desdoblamiento, o halos alrededor de las luces al llegar la noche.

Las causas de un aumento de graduación pueden ser:

  • Una potencia excesiva del ojo, o de sus medios como la córnea, el cristalino, una cámara anterior hundida por un accidente…
  • Exceso de acomodación, las fibras que mueven el cristalino quedan con una distensión muscular (un tirón) y son incapaces de doblarse y flexar como antes, este caso es reversible, pero puede tardar mucho tiempo si no se identifica por un profesional.
  • Variación de la longitud axial debida al crecimiento del ojo.

Cualquiera de estos cambios refractivos se detecta en revisiones optométricas y oftalmológicas, siendo el remedio un ajuste de la potencia en las gafas o lentillas habituales.

Musculatura:

En algunas ocasiones, hay diferencias entre la capacidad para converger o diverger de un ojo y otro, o la altura a la que están situados, cuando se descarta la intervención oftalmológica, se puede realizar un entrenamiento visual para aumentar la resistencia muscular y aumentar el rendimiento de los ojos cuando trabajan juntos.

En niños además mejora la autoestima y genera retroalimentación en tareas colaborativas al ir siendo capaz de desarrollarlas en equipo, provoca socialización y curiosidad por los deportes como un reto de superación.

Exceso de trabajo:

Cuando se fuerza el tiempo máximo que uno puede aguantar enfocando al mismo sitio, o cuando no descansa lo suficiente, aparecen complicaciones derivadas de la falta de sueño o de un parpadeo incompleto.

Esto se manifiesta con enfoque intermitente, dolor de cabeza en la raíz nasal (en la parte alta de la nariz, justo entre las cejas), y muchas veces acompaña la fotofobia y falta de concentración.

Medicación:

Si a los pocos días (antes de los 30 días) de haber empezado a tomar una medicación, o de cambiar su dosis,En especial la medicación de tipo calmante y relajante que influye en los músculos que acomodan, en ocasiones provocando la imposibilidad de enfocar, podrían provocar el no ver de lejos, es importante anotar cuantas veces a la semana o al día aparecen los síntomas, y medir las distancias a las que tenemos problemas. Observar durante unos días mientras se va normalizando.

En el caso, de que los días pasen, y los síntomas y visión defectuosa se prolongan, se hará necesario consultar con el médico si esos efectos secundarios se pueden evitar con otra combinación de medicamentos, para poder volver a la normalidad lo antes posible.

Traumatismos severos:

Aunque son casos poco comunes, en algunos traumas o accidentes de gran fuerza, es posible que el órgano visual se vea afectado, y se cree de manera secundaria una complicación que se manifiesta como:

  • Amaurosis fugax transitoria
  • Hemianopsia (pérdida de la mitad del campo visual)
  • Cuadrantanopsia (pérdida de un cuarto del campo visual)
  • Visión en túnel (pérdida de visión periférica)
  • Pérdida total de visión en ciertos puntos (escotomas)
  • Ceguera al color (Acromatopsia)
  • Pérdida de reconocimiento visual (Agnosia)

Ejemplos en literatura:

En el libro Un antropólogo en Marte, el fallecido neurólogo y escritor Oliver Sacks, describe varios casos de personas con ceguera al color y cambios de visión poco comunes debidos a alteraciones visuales en varios puntos de las vías ópticas, que ejemplifica un cambio de visión sin afectar al enfoque de la visión en lejos.

La visión borrosa en lejos no está reñida con ver mal de cerca, por eso se puede tener miopía y presbicia combinadas con astigmatismo, y dar combinaciones de síntomas de lo más variadas.

¿Cómo se llama a no ver de lejos?

Cuando uno no ve de lejos, generalmente se llama miopía. Aunque existen otras posibilidades, que se abordan más abajo. Generalmente cuando se tiene miopía, se ve de cerca pero no de lejos.

¿Qué pasa si veo borroso de lejos?

Podrías tener miopía, por ello lo ideal es que te vea un profesional y te guíe en qué problema visual puedes tener y darle una solución apropiada, ya sean gafas, operación láser de miopía o lentillas.

¿Qué soluciones tiene ver mal de lejos o no ver de lejos?

Las principales soluciones clasificadas en función de los problemas son:

Graduación:

Conviene recordar que el proceso de crecimiento acaba alrededor de los 18 años para las mujeres y hacia los 21 años en los hombres, y qué esta considerado como el momento “cuando estabiliza la miopía”.

En la mayoría de casos, la corrección de graduación, se efectúa mediante lentes de contacto, gafas y ortoqueratología.

Si se trata de un niño, es posible estudiar un control de miopía con métodos y técnicas apropiados para evitar el aumento descontrolado de la graduación y evitar males mayores como patologías en el futuro.

Las lentillas blandas de control de miopía están especialmente indicadas en los casos en que la graduación parece no estabilizar.

Musculatura:

Si además de la borrosidad que manifiesta el paciente, se provoca una desviación ocular, es recomendable la valoración de un oftalmólogo.

Si la operación no es posible para corregir la desviación del ojo, otra de las mejores opciones es la terapia visual, se puede beneficiar de la binocularidad y capacidades entrenadas para mejorar su día a día y aprender a controlar sus ojos.

Se trata de un proceso lento, trabajoso, que requiere de un especialista en terapia visual que pueda evaluar su caso y construir un tratamiento a su medida.

Exceso de trabajo:

Nunca debería llegar a suponer un problema si estamos bien corregidos, y hacemos los descansos pertinentes, pero cuando no es posible tener un planteamiento y vida ideales, deberíamos seguir los consejos comunes a todas las actividades físicas y laborales:

Cuando el agotamiento viene por imsomnio, o tenemos una condición que no permite el descanso usual, a pesar de que el cerebro pueda sentirse en buenas facultades, los ojos se irán cansando e irán perdiendo eficiencia, provocando una serie de complicaciones a largo plazo.

Aunque existen paliativos como gotas y geles oftálmicos, es preferible consultar al oftalmólogo sobre el suero autólogo (elaborado con la propia sangre del paciente), que va a dar mejores resultados que gotas menos específicas.

Si es por agotamiento y no es posible descansar más, sólo nos queda la física, alejar varios cm el uso del móvil y la lectura, nos puede ayudar, así como alejar lo más posible la pantalla del ordenador puede marcar una diferencia y dejar de no ver de lejos.

Existen lentes oftálmicas que pueden ayudar a mantener más lágrima dentro del ojo, que protegen de la radiación infraroja, y evitan la evaporación de la misma en cierta medida.

Conviene también mencionar que una evaluación del puesto de trabajo por parte de un especialista en riesgos laborales puede ayudar a tener en cuenta factores anteriormente ignorados.

Medicación:

No hay solución a tomar medicación que provoca borrosidad en lejos,solamente la prescripción de la corrección de la graduación en unas gafas, y tratar de eliminar todos los medicamentos oculares que puedan llevar conservantes, eso sí, bajo la supervisión y consejo de tu médico especialista.

Otra opción, aunque no aceptada por muchos, que sólo me dispongo a nombrar, ya que igualmente buscando por internet lo puedes encontrar es la búsqueda de un especialista en optometría comportamental y rehabilitación visual. Recomiendo que si te interesa visites la página de SIODEC, donde puedes encontrar un listado de optometristas asociados que al menos, pasan por unos procesos de formación y entienden mucho mejor cómo afectan diferentes factores del cuerpo a la visión.

Los optometristas comportamentales nos pueden ayudar a ser conscientes de las necesidades musculares que tenemos a nivel visual, y fortalecer los músculos que puedan permitir una mejora del enfoque en la visión lejana, esto se consigue mediante la toma de consciencia de los procesos de enfoque y entrenando tanto convergencia como divergencia.

Como he descrito anteriormente, es necesario que un especialista haga un examen preliminar para ver la viabilidad

Traumatismos severos:

Es cierto que los traumatismos a nivel visual pueden ser evaluados y estudiados tanto por oftalmólogos, neurólogos y optometristas. Salvo que el problema sea grave con afectación de la estructura de la órbita o del cerebro, en general no requiere la intervención de ninguno de ellos.

Es recomendable, que primero se descarten problemas neurológicos, después problemas oftalmológicos, y como último punto, ponerse en manos de un optometrista para que corrija con gafas lo que pueda haber surgido como consecuencia.

No ver en lejos es síntoma de un cambio de los parámetros del ojo, por lo que evaluar y chequear su integridad es la prioridad en el examen ocular. Anotar la fecha en la que comenzó a notar la borrosidad podría ayudar a determinar la primera causa.


Recomendaciones comunes a cualquiera que no vea de lejos bien:

Acudir a una revisión optométrica anual:

Confía en tu especialista, puede detectar precozmente los problemas que vayan surgiendo como consecuencia de un deterioro si tiene exámenes oculares previos con los que comparar en los que no tenías ningún síntoma. Ya sea debido a la edad o una patología, tu especialista te guiará en los pasos a seguir para su corrección, y que así interfiera lo menos posible en tu rutina diaria.

Dormir al menos 7 u 8 horas todos los días:

Un descanso reparador es fundamental, y ser constante en los horarios ayuda mucho a mejorar el rendimiento.

Si es posible planifica con antelación tu horario para aprovechar el tiempo al máximo y sacar el mayor partido posible a las horas de sueño.

Beber suficiente agua:

El ejercicio físico es genial para mantener el cuerpo en perfecto estado, pero igual de importante es saber reponer los líquidos tras el esfuerzo, repasa tus rutinas deportivas para ver si puedes mejorar incluyendo o excluyendo algún elemento. Presta atención a la posibilidad de ver borroso o no ver de lejos mientras practicas el ejercicio.

Alejar las pantallas de ordenador, tabletas y móviles:

Cuanto más alejada esté la pantalla menor será el esfuerzo necesario para poder verla, de este modo la respuesta del cuerpo será “más barata” y sostenible en el tiempo, en definitiva más sana.

Cada cierto tiempo, recomendando descansos mínimos de 20 segundos cada 20 minutos, mira por una ventana a algún objeto distante o al cielo, de ese modo, el cuerpo entenderá que no debe agarrotar las musculatura ocular y será más dificil no ver de lejos cuando termines.

Enlaces para saber más sobre porqué puedes no ver de lejos

Gafas: La corrección más habitual para problemas de visión, versátil, útil, y desde hace unos años, un complemento de moda más, ¡entra y descubre todo lo necesario para elegir unas buenas gafas!

Miopía: ¡La condición de lejos que cambia tus costumbres sin que le pongas solución! Comienza lentamente y un día cualquiera ya estás arrugando los ojos para enfocar, ¡descubre cómo no ver de lejos afecta a tus labores diarias!

En la imagen de abajo os dejo los métodos de control de miopía, especialmente pensados para niños y adolescentes.

métodos de control de miopía
Descubre todas las posibilidades de control de miopía en nuestra sección de métodos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies