Las lentes bifocales ejecutivas

Las lentes bifocales son unos cristales que se crean con una lente base, a la que se le “pega” otra lente con una potencia diferente, en el caso de los ejecutivos, la mitad superior de la lente tiene una graduación para lejos, y la mitad inferior tiene otra con más aumento para cerca. Ampliamente conocidas como lentes bifocales tipo Franklin.

Lentes bifocales ejecutivos o cristales bifocales executive

La estimación oficial para la eficacia de las lentes bifocales ejecutivas en el control de miopía, es del 45%, según datos Brien Holden Institute, por lo que se considera una buena opción. El tipo de gafa en el que montar el bifocal, debe ser suficientemente grande como para que la zona inferior permita realizar las tareas de cerca sin mirar por debajo de la lente. Mientras que la zona de lejos debe estar lo suficientemente separada como para no impedir el movimiento normal del paciente mientras anda.

Son lentes que se suelen montar teniendo en cuenta la distancia interpupilar del paciente (distancia entre ambos ojos) y la altura del párpado inferior, que suele coincidir con la posición general de uso para las actividades del cerca.

¿Se pueden poner las lentes bifocales en cualquier montura?

En niños es preferible una gafa de pasta, usualmente redonda, para evitar que pueda mirar por encima de la montura, si por el contrario, tiene muy poca nariz y no podemos adaptar un armazón de pasta, podríamos usar un marco de titanio, que aunque es más costoso, midiendo bien el tamaño, le será muchísimo más cómodo y ligero.

Las monturas al aire, que son necesariamente taladradas o ranuradas no son la mejor opción para montar unas lentes bifocales ejecutivas. Aunque hay otros materiales en bifocales convencionales que si pueden dar un buen resultado, en los ejecutivos normalmente solo están disponibles es CR-39 o material 1.5.

Lente bifocal ejecutiva en bruto, sin cortar ni biselar.

¿Qué inconveniente tienen los bifocales ejecutivos?

Los bifocales ejecutivos se hacen en material orgánico. El mayor inconveniente es que para graduaciones muy altas (como la miopía magna), el espesor es grande y pueden llegar a pesar bastante. Se hace imprescindible hacer un cálculo de espesores y planificar bien la elección de la montura.

El escalón de la lente, puede jugarte malas pasadas los primeros días, porque puedes medir mal la distancia de cerca o creer que un borde está más alto de lo que realmente está, pero se soluciona con una pequeña modificación de postura de la cabeza y de los ojos.

En general la adaptación de los niños a este tipo de lentes dura entre 1 y 2 días, después no suelen tener ningún problema fuera de la mecánica normal de las lentes.

La bibliografía consultada es:

Bifocal invisible tintado tipo kriptok

Curiosidades

Tipos de lentes bifocales

  • Flat top: son las típicas lentes bifocales, llevan una ventana con una graduación para cerca y el resto de la lente es para lejos. El tamaño de la ventana suele ser de 28mm, pero las hay de 40mm para casos de zonas visuales cercanas más amplias.
  • Lente Kriptok o bifocal invisible: Para aquellas personas que no pueden llevar progresivos, es un alternativa para no llevar dos gafas, sólo renunciando a la graduación de intermedia. Tienen una estética parecida a un monofocal o progresivo, ya que la zona de cerca se encuentra fundida con la de lejos, y no tiene ningún escalón ni relieve.
  • Ultex: es un tipo de bifocal con transición suave repartido en forma de media luna, útil sobretodo para personas con necesidades de cerca amplias, que no cubre un bifocal del tipo Flat top de 28mm. Su estética también es parecida a un bifocal invisible.
  • Trifocales: son iguales que los bifocales, pero añaden otro escalón más donde se coloca una tercera potencia, normalmente corresponde a la distancia intermedia, pero son personalizables. Llevan con nosotros desde el año 1826.
Benjamin Franklin, no inventó los bifocales, pero sí popularizó su uso. Fuente del retrato: Wikipedia

¿Quién inventó las gafas bifocales? ¿Quién inventó las lentes bifocales? ¿En qué año?

Las lentes bifocales fueron descritas por Franklin en 1784, y aunque está extendido que fué Benjamin Franklin quien inventó la lentes bifocales de ahí llamarlas “bifocales Franklin“, en realidad la patente está adjudicada a un tal “Anderson Smith“, mientras que otras fuentes afirman que su inventor fue G.Hertel, no obstante, el propio Franklin fue quien las popularizó, al llevarlas prácticamente en todas sus labores de estadista y hombre de letras.

Además gracias a su trabajo como editor como accedió a la información necesaria para obtener las gafas bifocales, y por su necesidad de ver de lejos y a la vez tener que leer mucho, las gafas bifocales le resultaban un complemento de lo más útil.

Suponemos que tendría que dar instrucciones para su fabricación, y de este modo, le sería más sencillo explicarlo o delegar su encargo a otra persona, que lo pudiera entender fácilmente.

Imagen de una carta de Benjamin Franklin en la que se describen las lentes bifocales, fuente: Biblioteca del congreso de los EE.UU.

Podríamos decir que Benjamin Franklin fue el influencer de su época para las lentes bifocales ejecutivas, ya que hacía descripciones tipo review de hoy en día.

¿Cómo se fabrica una lente bifocal? ¿Es un proceso sencillo?

Fabricar una lente bifocal no es tarea sencilla, partiendo de una lente monofocal, manteniendo la curvatura inicial del molde hasta que se obtiene un semiterminado en enfriamiento,es entonces cuando se provoca un aumento de la curvatura en una zona puntual de la lente, que va a sufrir una “ventana” como consecuencia, el resultado final es una lente con una sola graduación y una ventana con otra graduación diferente, más positiva.

En los bifocales fundidos minerales se practica una incisión o una cavidad para poner una lente de otra potencia en ella y luego recubrir todo con una lente neutra a base de recocidos acaba por quedar uniforme. Es un proceso muy complejo y a veces no sale bien por pequeños detalles que provocan aberraciones prismáticas y cromáticas.

En el caso de los lentes bifocales ejecutivos, se utilizan dos mitades de lentes y se “pegan”, creando un salto o escalón entre la graduación de cerca y la graduación de lejos a causa del cambio de curvatura repentino de la superficie.

Foto de Benjamin Franklin a través de un bifocal ejecutivo, se nota la diferencia de potencia en el escalón producido. La lente está orientada horizontalmente para que sea más evidente el salto, normalmente, estaría en posición vertical.

¿Cuánto cuestan unos lentes bifocales ejecutivos? ¿Cuales son las mejores?

Tienen un precio mínimo de 150€, dependiendo de los tratamientos y tipo de material base que se utilice, al ser un producto en desuso, los precios dependen de las placas que queden para fabricar las lentes y de la demanda del mercado.

A día de hoy, no hay mejores lentes, ya que la mayoría de los bifocales se elaboran a medida, independientemente del fabricante, varían los materiales disponibles entre orgánico y mineral, algunos pueden hacerse fotocromáticos, lo cual aporta más valor a las lentes.

Lo que sí varían son los distintos tratamientos de las lentes, que puedes consultar en este artículo sobre lentes oftálmicas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.