Post Halloween

Se acerca la noche más escalofriante del año, esa noche en la que muchos se disfrazan para aterrorizar y de la que tanto disfrutan los más pequeños, ¿será por los caramelos?.

Pero no vengo a hablarte de cómo dar miedo ni asustar a nadie, vuelvo a hablar (o escribir) sobre ojos, queriendo compartir consejos para optimizar tu disfraz y tu experiencia ese día.

Quédate si quieres saber como elegir tus lentes de contacto para Halloween y te ofreceremos consejos para que tus ojos estén en perfectas condiciones al día siguiente, vamos con este pequeño tutorial:

Prepárate previamente para Halloween

  • Adquiere tus lentes de contacto de colores para Halloween con antelación, encárgalas en tu óptica, y pide un kit de viaje (consiste en un portalentillas y un líquido pequeño) para guardarlas, por si acaso.
  • Si no tienes claro como ponerte las lentes, acude a tu óptica para que te enseñen un par de días antes, para que no tengas problemas el mismo día.
  • Ese día reserva tiempo suficiente para ponértelas sin prisas, sobretodo si no tienes suficiente experiencia en el uso de lentillas, o te cuesta mantener la concentración.
  • Lleva tu estuche portalentillas, por si necesitas lavarlas o quitarlas, esa noche las mayores complicaciones son telarañas que se meten en el ojo por no prestar atención.
  • Si tienes sequedad con las lentillas, es mejor que lleves una lágrima artificial en monodosis, preferiblemente sin conservantes, aplicar cuando necesites y que puedas guardar en cualquier bolsillo.

Colocando las lentillas en el ojo

Comienza por lavarte las manos

Lávate las manos con jabón antibacteriano siempre que vayas a tocar un ojo o algo que después vaya a tocar un ojo. Evitarás complicaciones a la larga, sécate las manos con papel de cocina que no suelta partículas. ¡Acuérdate de lavarte también el dedo pulgar, que siempre es el dedo que menos lavamos!

Coloca la lente de contacto

Saca la lente de contacto del blíster de plástico o el bote en el que viene, usa para ello tu dedo índice de la mano dominante o con la que escribes. Extiende la palma de tu otra mano, deposita la lentilla allí y verifica que está con una forma como un cuenco, (si tiene una forma de plato está del revés). Ahora ya de la palma de la mano, llévala a la yema del dedo índice de tu mano dominante, ¡ya tienes la lentilla preparada para el abordaje!

Coloca la cabeza y prepara el ojo

Utiliza tu dedo medio o corazón para bajar el párpado inferior un poco, a continuación inclina hacia delante tu cabeza, y mírate en el espejo como si estuvieras enfadado, así evitarás que el párpado de arriba te moleste mucho, y tendrás controlado el párpado inferior.

El acople de la lentilla y la córnea

Como si fuera una nave espacial acoplándose a otra, siempre mírate en el espejo, o no podrás coordinar el ojo y el dedo, mantén la lentilla en contacto con el ojo hasta que puedas encajar la parte inferior de la lentilla en el hueco que has creado entre el párpado inferior y el ojo, a continuación mantén aún el dedo de la lentilla en su posición, y suelta el dedo que sujeta el párpado inferior.

Si no lo consigues a la primera, vuelve a repetir los pasos y coloca la lentilla en el dedo y prepara el ojo.

Si has hecho este procedimiento bien, la lente de contacto estará dentro de tu ojo sin provocarte molestias, si notas molestias, deberías quitarte la lentilla, limpiarla y volver a intentarlo.

Banner Halloween
Típica imagen de invitación a una fiesta infantil de Halloween en la que se cuentan historias y se reparten caramelos

Grandes consejos de los más sabios adaptando lentillas:

  • No dejes de mirarte en el espejo.
  • No toques el párpado de arriba, de hecho intenta evitarlo a toda costa.
  • Si te molesta la lentilla al ponértela, quítatela y vuelve a limpiarla con solución única.

¿Que ventajas aporta llevar lentes de contacto?

Las mayores ventajas son:

  • Cubre toda la córnea.
  • Regulariza su superficie.
  • Se nota menos el efecto prismático asociado al uso de las gafas.
  • Aumenta el campo visual con respecto a las gafas.
  • Pesan menos que una montura.

No te lo pienses mucho, este Halloween prepárate con antelación, busca un disfraz y que no te pille el toro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies