¿Podría usarse Luz ultravioleta contra la miopía?

¿Podría usarse Luz ultravioleta contra la miopía? 1

Hace unas semanas llegó a mis manos un artículo con este título y no podía dejar pasar la oportunidad de comentarlo y discutirlo, “usar luz ultravioleta contra la miopía”.

A partir de los últimos estudios acerca de la luz ultravioleta y la exposición a la luz solar, se están sacando interesantes conclusiones.

Las evidencias apoyan la teoría de que la luz juega un papel fundamental en el desarrollo de los errores refractivos y la formación de las características principales del ojo.

Ahora toca investigar porqué y qué franjas de luz concretas son las causantes de todo el proceso.

Parece que esto afecta a otros animales (tanto mamíferos como aves o peces ovíparos) por igual, a pesar de contar con sistemas visuales distintos, evolucionados para condiciones distintas, pero que en esencia funcionan igual que el nuestro.

¿Y por qué no sacamos conclusiones al respecto?

Pues bien, pollos y peces expuestos a luz de longitud de onda más larga (más roja) se volvieron más miopes, mientras que especies de ratas y monos se volvieron más hipermétropes con esa misma longitud y exposición.

Así la contradicción, puede que descubrir este secreto sea la clave para poder manipular a nuestro favor la exposición a la luz y volverlo un factor positivo en la lucha contra la miopía.

En los seres humanos, hay varias investigaciones apuntando a la poca cantidad de luz en interiores como responsable del incremento de la miopía, aunque hasta donde he podido averiguar, esto no ha sido demostrado.

En cambio, sí parece que hay una relación entre el tiempo que se pasa en el exterior con iluminación solar y el incremento de la miopía, por lo que esto se termina perfilando para ser un factor a tener en cuenta.

“Dado que la iluminación interior rara vez contiene luz por debajo de 400 nm, Jiang et al. sugirieron que la falta de luz violeta (360 – 400 nm) en un ambiente de iluminación artificial podría ser una de las causas del aumento de la miopía en las sociedades modernas.”

“En realidad, su grupo ha reportado un efecto protector de la luz ultravioleta contra la miopía tanto en animales (polluelos) como en humanos”.

Reflexiones sobre la luz UV

La luz ultravioleta ha estado presente desde el comienzo de la vida, no es algo nuevo. Proviene naturalmente de la radiación solar.

Como todas las radiaciones en caso de un exceso de exposición, se pueden causar daños en función del tiempo y la energía que ha recibido el tejido.

Tenemos un conocimiento sobre la interacción de la piel y distintos órganos del cuerpo con esta longitud de onda concreta.

Sabemos que la producción de melanina se estimula a través de la incidencia de este tipo de luz, también conocemos estructuras del cuerpo que lo absorben mejor y otras que lo hacen en menor medida.

En el caso del ojo, la mayor parte de la luz ultravioleta la absorbe el cristalino, que al estar constituido por una infinidad de capas similar a la estructura de una cebolla, tiene un gran poder protector para el interior del mismo.

Por lo que hasta no dar con las medidas exactas de radiación tolerables sin inducir más problemas, el uso de luz ultravioleta contra la miopía aún queda lejos de ser una realidad por prometedora que parezca la teoría.

La protección UV y tu salud

Mientras que la luz solar natural tiene efectos positivos para prevenir la miopía cuando se pasa tiempo al aire libre, un exceso de exposición a la porción ultravioleta puede ser negativa para la salud de nuestros ojos.

Protegerse de una sobreexposición es fundamental, está probado que el exceso de luz ultravioleta provoca daños a las estructuras de los ojos, como en la uveítis, que se altera el desempeño de las funciones normales de todo el globo ocular, y en muchas ocasiones de manera irreversible.

Por todo ello, lo que se recomienda es proteger los ojos de los rayos UV, esto lo puedes conseguir mediante gafas de sol homologadas con protección 100% UV, o poniendo un tratamiento a los cristales de tus gafas graduadas.

También se han revelado en los últimos años que la luz azul y la ultravioleta tienen importancia en los ciclos que regulan el sueño, pudiendo influir en alteraciones como el insomnio y falta de descanso.

Comentarios y conclusiones

En definitiva, la luz ultravioleta se podría convertir en una herramienta útil si llegamos a comprender y manejar sus propiedades.

El camino a recorrer acaba de comenzar, con el descubrimiento de incoherencias entre distintas especias sometidas al mismo estímulo.

Entender profundamente los procesos que lo provocan llevarán a un conocimiento, que de poder aprovecharse, abrirá la puerta a su uso contra la miopía.

Link al artículo original: Could Violet Light be the cure of myopia

Si te interesa saber más sobre cómo proteger tus ojos de las pantallas digitales no te pierdas el siguiente artículo

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.