¿Por qué tengo un ojo más grande que el otro? Hablemos de la asimetría ocular

La asimetría ocular es una fuente de frustración para ojos que son mas grandes que el otro

No hablamos de los problemas estéticos por tener un ojo distinto al otro.

Sino de las implicaciones que conlleva.

La asimetría ocular suele proceder del nacimiento, se caracteriza por existir una desigualdad bastante evidente entre ambos ojos, ya sea en tamaño, forma o características físicas.

En general una asimetría ocular no suele provocar problemas a otras partes del cuerpo.

Pero un problema en otra parte del cuerpo si puede provocar una asimetría ocular.

Por ejemplo, la rotura de un hueso de la órbita del ojo, puede provocar que un ojo se “hunda” y el paciente acabe con diplopia, como en el caso de este hombre que tenía visión doble y llevaba años buscando una solución.

Siendo observable una diferencia de tamaño entre un ojo y el otro.

Sin más preámbulo vamos a repasar las principales causas que pueden originar este problema.

Causas conocidas

Dos jarras de cerveza con diferente tamaño y forma.

Envejecimiento

A medida que las personas vamos cumpliendo edad, la musculatura blanda de la cara se relaja y empiezan los cambios.

El cartílago como el de la nariz o las orejas, sigue creciendo mientras que los huesos no lo hacen.

Estas variaciones pueden provocar asimetría facial u ocular.

Exposición a la luz UV

Sabemos que la exposición excesiva al sol puede cambiar la piel, salen manchas solares, se queda tirante y es más difícil de hidratar.

Lo mismo sucede con la que hay alrededor de los ojos.

Cuando el daño causado por la luz solar afecta en mayor medida a un lado que al otro, pueden producirse asimetrías.

Parálisis de Bell

La parálisis de Bell es un tipo de parálisis facial repentina y temporal.

Causa que un lado de la cara se caiga, afectando la sonrisa y un ojo.

Aunque su origen sea actualmente desconocido, se ha relacionado con episodios de traumatismos, lesiones de carácter nervioso y secuelas de una infección vírica anterior.

El trauma facial puede causar enoftalmos, o desplazamiento del ojo. Esto hace que las personas aparezcan como si tuvieran un ojo hundido.

Enfermedad de Graves

Es una condición de origen autoinmune que provoca problemas de hipertiroidismo, lo que en ocasiones lleva a exoftalmos, proptosis, e inflamación de la grasa alrededor del ojo, llamada celulitis orbitaria.

Si esta inflamación afecta más a un globo ocular que al otro, se produce la asimetría a la que nos referimos.

Algunos otros signos y síntomas de la enfermedad de Graves incluyen:

Ictus o derrame cerebral

Dándose ciertas circunstancias, se puede desarrollar unas asimetría facial a partir de un infarto cerebral.

Los síntomas más típicos son:

  • Dificultad para hablar y entender.
  • Dolores de cabeza súbitos, fuertes y localizados.
  • Pérdida de equilibrio o coordinación motora.
  • Falta de sensibilidad o control de la musculatura en la cara, los brazos o las piernas.
  • Aparición repentina de visión doble o desviación ocular.
Las enfermedades genéticas hereditarias pueden provocar asimetría ocular, así como las autoinmunes.

Factores de riesgo

  • Problemas en los pares craneales: Hay doce pares craneales que se encargan de llevar muchísima información al cerebro, el corte o interrupción de uno sólo de ellos ya provoca cambios dramáticos en la manera de interactuar con nuestro cuerpo.
  • Parálisis faciales: Los problemas derivados de parálisis y paresias tienen profundas consecuencias en la musculatura extraocular e impiden tener correctamente coordinados ambos ojos para las tareas a todas las distancias.
  • Anomalías genéticas: síndromes hereditarios con repetición de cromosomas, o que conlleven alteraciones del funcionamiento de las mucosas o la musculatura pueden inducir el cambio para tener un ojo de cada tamaño.
  • Fracturas óseas en la cabeza: como hemos dicho anteriormente, un accidente de coche, un golpe a alta velocidad mientras esquiabas, una caída desde 2 o más metros de altura, pueden dar como resultado al cabo del tiempo problemas de alineación y diferencias físicas entre ambos ojos.
  • Alteraciones metabólicas o sistémicas: La diabetes, hipertensión o tiroides a edades tempranas, o cambios muy drásticos en el peso o metabolismo pueden provocar asimetrías oculares.

¿Qué puedo hacer para arreglar la diferencia entre mis ojos?

Desde mi experiencia, no es posible hacer muchos cambios físicos en la configuración de ambos ojos sin que eso conlleve mucho entrenamiento y constancia o someterse a una intervención.

  • Primero hay que trabajar la ergonomía, que requiere revisar la postura y encontrar el modo de estar recto:
    1. Ponernos delante lo que estamos viendo, con ambos ojos a la misma altura (con la cabeza nivelada).
    2. Dejar la misma distancia del objeto (sin retrasar la cabeza hacia un lado) a cada uno de nuestros ojos.
    3. Sentados correctamente y haciendo los descansos necesarios cuando se realizan actividades de visión prolongada como la lectura, el ordenador, móvil, etc.

En los casos milagro, donde se arreglan cosas inexplicables de la noche a la mañana, muchas veces se producen transformaciones a nivel postural que catapultan una reacción del cuerpo en una dirección.

Hay que tener en cuenta que también existen las pérdidas repentinas, tan extrañas como los casos de recuperación espontánea.

  • Por otro lado existe la cirugía, que previo análisis, puede determinar a qué especialista mandarte, pues abarca muchas zonas diferentes dependiendo de la afectación:
  1. Músculos extraoculares.
  2. Músculo orbicular y párpados (Blefaroplastia)
  3. Huesos Maxilares o problemas de mandíbula.
  4. Huesos de la órbita.
  5. Parálisis faciales.

Un vídeo con información sobre la intervención de blefaroplastia está disponible justo debajo:

¿Sabías que en Asia la gente se opera para tener los ojos más grandes? Es un tipo de intervención donde se quita la característica forma rasgada del ojo asiático para hacer que se parezca más a los occidentales, es un tipo de intervención de blefaroplastia.

  • Como última opción se puede inyectar toxina botulínica (Botox) en algunos casos con buen pronóstico.

De cualquier modo, aunque tengas los ojos simétricos o asimétricos, alineados o desalineados, rubios o morenos, te pueden venir bien algunos consejos para evitar el síndrome visual informático.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.