ThinLens: Las lentes más finas del mundo

Hace unos días, llegó información a mis manos del descubrimiento o el desarrollo de la lente oftálmica con el menor espesor del mundo, me puse a investigar un poco sobre el tema, y lo que hoy os traigo es en parte traducción e introducción de algunas de las partes del artículo original al que podréis acceder en el enlace del final del post, espero que os interese o que al menos despierte vuestra curiosidad.

Traducción del artículo ThinLens con comentarios

Investigadores del DTU Health Tech están desarrollando la tecnología ThinLens, que permitirá en el futuro, hacer lentes superligeras, y con un espesor mínimo en comparación con lo que se comercializa actualmente.

Esto es posible gracias a la fabricación de la nanoestructura del material a través de una “impresora láser” (aquí yo asumo que será una impresión 3D, o una impresión 2D con estructura tridimensional)

Con esta tecnología se pueden fabricar lentes con grandes graduaciones y que sean “ultrafinas”. Pero no es todo, se podría tener uno de estos terminales en la tienda donde se realiza el examen ocular, para imprimirla al terminar, y que se las pueda llevar el paciente en una media hora.

“Creamos una capa de nanoestructuras en la impresora láser que después introducimos en la montura sin graduar. Esta capa sólo tiene unos cientos de nanómetros de espesor , aproximadamente 100 veces más fino que un cabello humano” explica el co-inventor y profesor Anders Kristensen del DTU Health Tech.

Para que el sistema sea óptimo, se debería elegir la montura antes de la graduación, de ese modo durante el tiempo en que uno espera tras saber la prescripción, se podría fabricar la lente, reduciendo el tiempo total del paciente en la tienda, y permitiendo que los pacientes puedan organizarse o esperen en una sala mientras se terminan de hacer.

La mayor ventaja, obviamente es la estética, ya que las lentes serían muy finas, pero también es importante tener en cuenta que será más cómodo de llevar por el peso, especialmente en altas miopías. Además industrialmente, los costes de distribución serán más reducidos, ya que actualmente, la mayoría de productos de stock se fabrican en Asia, y se trasladan hasta los puntos de venta. Otra ventaja, sería que la generación de residuos para ajustar la lente a la montura y la cantidad de material que se utiliza para cada lente estaría mucho más optimizado.

Los años anteriores al desarrollo de “ThinLens” han sido un desafío. Según cuenta el profesor Anders Kristensen, el equipo tenía la idea hace más de 10 años, y desde entonces han estado trabajando sobre el cómo y donde podría causar el mayor impacto, o ser más beneficioso para todos.

“Nos hemos beneficiado de la ayuda de los desarrolladores de negocio de la DTU Tech Transfer, que nos han dado una visión más concisa de los objetivos a conseguir”.

imagen mujer frio gafas
La moda en gafas podría verse afectada por un cambio radical en el espesor y el peso de las lentes. Sería la primera industria que tendría que actualizarse al comercializar y triunfar esta tecnología, que aún tiene camino por recorrer.

El equipo de ThinLens enseguida involucró a profesionales de la industria en el proyecto, y en diciembre de 2018, ganó el premio de la comisión europa en el marco para el desarrollo e innovación, en el programa Horizonte 2020 “Innovation Radar Prize” en la categoría de “Excellent Science”

En otoño de ese mismo año, el proyecto recibió la primera DTU “Innoexplorer” una partida o beca que el equipo planea utilizar para desarrollar un prototipo de cristales que el profesor Anders Kristensen probabá personalmente y que esperamos estarán listos para el próximo año.

¿Qué nos puede aportar ThinLens, espesores aparte?

En mi opinión este tipo de lentes, prometen un gran cambio en el modo en que actualmente consumimos lentes oftálmicas y gafas:

Rendimiento visual desconocido hasta la fecha.

Por un lado, el espesor y el peso de las lentes tan pequeños, permitirá una libertad de diseño en gafas sin precedentes. Mientras que por contra, no tenemos ninguna referencia de la calidad óptica resultante, el índice de reproducción del color, el número de Abbe, la transmitancia de las nuevas lentes y su compatibilidad para obtener lentes oscuras, polarizadas, o para poner los tratamientos de superficie que actualmente son parte obligada de unas buenas lentes. Por lo que desconocemos lo que ThinLens puede aportar a nivel visual.

Prometedor para la óptica de precisión

De revolucionar el mundo de la óptica, la aplicación de estos materiales compuestos en la óptica de precisión puede ser mucho más trascendental que en la calle, porque donde para crear una serie de lentes muy exactas para un telescopio, actualmente requiere un esfuerzo tecnológico titánico, y no admite ningún margen de error, con esta nueva tecnología de precisión, permitiría hacer telescopios más ligeros, más precisos y con más alcance.

Aumento de la velocidad de entrega sin logística

Por último y no menos importante, si estas nuevas lentes ThinLens fueran tan rápidas de hacer como 30 minutos, rebajarían en más de 36horas el mínimo actual para unas lentes con tratamientos básicos y procesos automatizados, o los casi 4 días mínimos para crear una lente de alta calidad, aunque algunos proveedores ya han comercializado en España lentes que se pueden tener con todos los extras en tan sólo 24h, incluso progresivas, pero eso si, a un precio más elevado que sus homólogas fabricadas lentamente.

Fuente original: LINK

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies