¿Las Lentillas caducadas pueden usarse?

Cuando te surge un plan genial y vas en busca de tus lentes de contacto, esas que sólo te pones en ocasiones especiales, como aquella cena con tus amig@s de hace unos meses. “No hace tanto tiempo” piensas para tí, “las lentillas tienen mucha fecha de caducidad“.

A medida que te acercas la caja de lentillas, vas buscando entre los números aquellos que llevan un relojito de arena al lado, y lo ves, hace más de 2 meses que caducaron. Vaya faena, te empiezan a surgir dudas como: ¿Es seguro ponerse esas lentes de contacto? Sólo han sido 9 semanas...

Ya te lo adelanto, es mejor que no te las pongas. Cuando se fabrican las lentillas, se pone una fecha de caducidad en base a las características del material, el líquido en el que se conservan y las condiciones en las que se deben almacenar.

Las consecuencias del uso de lentillas caducadas

Una lista de las complicaciones derivadas del porte de lentes de contacto fuera de fecha son entre otras:

  • Enrojecimiento
  • Infecciones como queratitis
  • Úlceras
  • Lagrimeo
  • Visión borrosa

Por ello te recomendamos que deseches tu lentillas de acuerdo al reciclado de lentes de contacto y llames a tu centro de confianza para adquirir o probar unas nuevas. Si te sigue interesando saber los motivos y los secretos detrás de esas misteriosas fechas, continúa leyendo, puede que te sorprendas.

¿Las lentillas caducan incluso si las tengo sin abrir?

no es difícil saber si las lentes de contacto han caducado, solo hay que leer el dato correctamente.

Antes de comenzar a ponernos algo más técnicos, quiero recordarte una máxima de la naturaleza, todos los rincones que se te ocurran son suyos, aunque puedas aislar algún pequeño espacio, tarde o temprano, logrará pasar y reclamarlo para ella.

Los primeros que llegarán serán los microorganismos, y de ahí el sentido de concienciar sobre los riesgos.

El líquido en el que se sumerge la lente de contacto es estéril, lo es para que el porte sea seguro y no nos encontremos con “amigos” como bacterias, virus u hongos cuando la queramos utilizar.

La fecha de caducidad de las lentes de contacto nos indica el momento a partir del cual el sellado del blister y la solución de la lente de contacto comprometen las indicaciones de la FDA u otro organismo regulador sobre su almacenaje.

Estás pensando que si cambias el líquido puedes usar esas lentillas caducadas, ¿verdad?.

Piénsalo dos veces, si el líquido está infectado, la lentilla también, además cuanta más oxigenación tiene la lente de contacto, más porosa se vuelve, dando posibilidad a que se introduzcan también los microorganismos dentro y sean aún más difíciles de eliminar.

Los microorganismos se multiplican, alcanzan capas internas del material, y se agarran a los puntos con enlaces más débiles para alimentarse. Por ello mientras tengan recursos a su alcance que puedan usar y disponen de una fuente recién estrenada, suponen una amenaza para la salud de tus ojos.

En cuanto el sellado de la solución salina se abre, se pone en marcha el reloj, y en poco tiempo será mala para tí y buena para ellos.

Usar lentes de contacto caducados no es buena idea, el sellado de la lente puede haber cedido y que

El proceso de fabricación de las lentes de contacto sigue unas normas muy rígidas, las lentes tienen que esterilizarse, envasarse en solución salina y cerrarse de forma hermética para evitar complicaciones.

El plazo en el que se puede garantizar el uso con seguridad, es lo que llamamos fecha de caducidad, y viene señalado con un reloj de arena

El periodo máximo que puede aguantar el contenedor estéril es de 1 a 4 años desde la fecha de fabricación. Tras este tiempo pueden verse alterados tanto la solución como la propia lente de contacto.

Todas las lente de contacto caducan sin excepción.

Dónde encontrar la fecha de caducidad de las lentillas

Las lentillas caducadas están a los lados con fechas de 2020, mientras que la caja del centro aún tiene fecha hasta 2025.

El vencimiento viene expresado en la caja exterior y en cada uno de los recipientes de lente de contacto al que nos referimos como “blister”. Cuando la fecha ha expirado se deben desechar estos productos.

No confundir la CADUCIDAD (), señala con el reloj con la fecha de fabricación (), que tiene una factoría como símbolo.

¿Y los líquidos de lentillas? ¿También pueden caducar?

Los líquidos de lentillas también poseen una fecha de caducidad. De hecho es tan importante respetar las normas con las lentes de contacto como con los líquidos.

Una vez abierto el bote debe consumirse en 3 meses. Durante este tiempo el fabricante nos garantiza que la solución hace su trabajo de manera eficiente.

Cualquier bote de líquido para lentes de contacto tiene unas propiedades, como desinfectante y agente humectante, pasada la fecha de caducidad, podría perder estas características por alteraciones de pH o disminución de efectividad contra virus, hongos y bacterias de todo tipo, amenazando la salud de tus ojos.

Conclusión y valoración final

Si tienes unas lentes de contacto caducadas tíralas y consigue unas nuevas, ya sea acudiendo a tu óptica, llamando por teléfono o enviando un email.

Con las posibilidades que tienes hoy en día, no merece la pena poner en riesgo tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.