Evitar la miopía, una prioridad antes del 2050

Vale, acepto que comparar la miop√≠a con una pandemia a d√≠a de hoy es controvertido, pero ilustra muy bien la evoluci√≥n de la poblaci√≥n afectada a lo largo de los a√Īos, al menos desde que tenemos datos.

Por ello evitar la miopía y las complicaciones asociadas a su progresión se están convirtiendo en la prioridad del sector óptico.

En 2019, Essilor lanz√≥ una campa√Īa en Am√©rica llamada ‚ÄúLa miop√≠a importa‚Äú, en ella se plantearon alcanzar dos objetivos:

  1. Conseguir concienciar a los profesionales afines a la salud ocular sobre la importancia en la prevención de la miopía, en concreto, que tratar la miopía a tiempo puede evitar problemas de salud ocular más adelante.
  2. Aumentar las habilidades de los profesionales para mejorar los resultados relativos al manejo de la miopía, controlando su progresión y complicaciones asociadas.

Cuando una compa√Ī√≠a multinacional de estas dimensiones y otras empresas de caracter√≠sticas similares pero de diferentes sectores comienzan por la concienciaci√≥n para arreglar el problema, nos damos cuenta del precario punto de partida en el que estamos ante la miop√≠a.

El mayor escollo a salvar es la desinformación y la confusión general que se transmite en algunos medios sobre métodos y remedios caseros, naturales o milagrosos para mejorar la visión.

Para el lector que no conozca nada de optometría, Estados Unidos es una de las mayores potencias mundiales (sino la primera) en servicios optométricos, y sus profesionales son de los más cualificados que existen.

Las gafas de cerca se hacen a medida de cada ojo. Las premontadas dan el mismo trato a los dos independientemente de las necesidades

¬ŅEs f√°cil formarse en el control de miop√≠a?

No, no lo es.

De hecho es muy complicado fuera de los pa√≠ses pioneros, porque encontrar informaci√≥n √ļtil sobre el tema sin ser un profesional o sin saber bien donde buscar es una tarea desalentadora.

Mucha de la formación es presencial, y con prácticas.

Como profesional puedes comenzar por formarte en cómo usar las lentes de contacto de los laboratorios para tus pacientes, o a qué tipo de casos aplicar un cierto criterio u otro.

Para la poblaci√≥n en general es posible que tardemos varios a√Īos en conseguir extender el conocimiento a trav√©s de divulgadores, pero se avanza en este aspecto.

¬ŅEvitar la miop√≠a puede salvar de una crisis a la sanidad?

Las personas necesitan asistencia sanitaria de distinto tipo, pero si todos necesitamos lo mismo al mismo tiempo el sistema puede colapsar

El mayor desamparo puede llegar en unas pocas décadas cuando se necesiten unas 3 veces más servicios ópticos y oftalmológicos, se tripliquen los casos asociados a patologías por graduaciones altas, y el envejecimiento de la población junto al aumento

Esta no parece una situación fácil de solucionar, especialmente porque aunque las instalaciones se pueden ampliar, a los profesionales que deben atender y cuidar de nuestra salud hay que prepararlos y formarlos con antelación.

El sistema educativo actual no est√° preparado para triplicar los profesionales que salen cada a√Īo durante los pr√≥ximos 15 ‚Äď 20 a√Īos, para que cuando llegue 2050 tengan experiencia y est√©n listos para la que se avecina.

Si alguna vez llega a darse la situaci√≥n que se espera, estaremos ante un colapso sanitario hist√≥rico y global, o si alg√ļn pa√≠s o regi√≥n lo consigue ‚Äúsolucionar‚ÄĚ, nacer√° ante el turismo de salud moderno a gran escala, que podr√≠a ser a√ļn peor.

Por esta raz√≥n la prevenci√≥n juega un papel fundamental, desde luego queda mucho trabajo por hacer y a√ļn tenemos tiempo de remediarlo, los primeros pasos se est√°n logrando avances a trav√©s de la formaci√≥n y la innovaci√≥n en los productos destinados al control de la progresi√≥n mi√≥pica.

A√ļn quedan profesionales de la visi√≥n que siguen trabajando con la metodolog√≠a adquirida en la carrera, unos conocimientos adquiridos mediante lecciones que les ense√Īaron hace a√Īos y no han sido renovadas y actualizadas.

Crear un modelo de trabajo com√ļn para todos los profesionales ser√≠a el punto de partida ideal, pero los problemas t√©cnicos de equipamiento, formaci√≥n y educaci√≥n chocan con un sector hist√≥ricamente reactivo a las necesidades de sus pacientes, rara vez se adelanta.

En Espa√Īa el esfuerzo del Colegio de √≥pticos para hacer que los profesionales se formen es relativamente reciente, carece de car√°cter obligatorio para ejercer la profesi√≥n, es una mezcla de formaci√≥n y manual de buenas pr√°cticas que bajo el programa ‚ÄúValidaci√≥n Peri√≥dica Colegial‚Äú.

Aunque hay un plan propuesto por el CGCOO con un informe t√©cnico para crear unos 200 puestos de optometristas en el sistema nacional de salud, se est√°n manejando datos y cifras actuales, en pocos a√Īos ser√°n necesarios m√°s del triple.

Por el otro lado, para cubrir las necesidades formativas y avances que se suceden en el sector, las empresas privadas y asociaciones ven una buena oportunidad de favorecer sus intereses a través de los cursos que imparten para adquirir más conocimientos.

Esto diversifica la formación, y disipa el foco en un área concreta, pues cada empresa tiene unas prioridades y el mercado es muy amplio como para concentrarse en una sola disciplina.

Responsabilidad de identificar pacientes en riesgo

Es primordial que cuando tenemos un paciente miope, no nos limitemos a prescribir un par de gafas de lejos para corregir la vista.

Deberíamos averiguar que mecanismo está provocando las subidas de graduación y si es necesario establecer un plan para ralentizar el avance.

Por ello no es suficiente prescribir gafas monofocales, este tipo de elementos no intervienen en la desaceleración de la progresión de la miopía.

Manejamos datos sobre un aumento del 14% de prevalencia (del 28% al 42%) desde el a√Īo 2000 al 2020 s√≥lo en la poblaci√≥n de EE.UU. Si cada 20 a√Īos aumenta un 14% la prevalencia, eso supondr√≠a un aumento de los servicios asistenciales del 50% actual cada 20 a√Īos.

Por poner un ejemplo, en Espa√Īa tenemos 20000 √≥pticos, si aumenta la prevalencia de la poblaci√≥n miope un 14% en 20 a√Īos, ser√°n necesarios 30000 para esa fecha, pero tambi√©n unos 5000 nuevos centros y por consecuencia unas 50 consultas de oftalmolog√≠a, en una poblaci√≥n envejecida y una tasa de natalidad en descenso.

Si no hacemos nada, llegaremos al colapso antes o después, si no es del sector de la óptica, será de la salud, la oftalmología o la industria que fabrica soluciones ópticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.